El Congreso de Diputados aprueba la nacionalidad española para sefardíes

El jueves 11 de junio de 2015 el Congreso de los Diputados aprobó definitivamente la Ley que concede la nacionalidad española a los sefardíes, descendientes de los judíos expulsados en 1492 siempre que tengan una “especial vinculación con España”.

congreso-diputados-i

Congreso de los Diputados

Con la votación de las enmiendas del Senado se ha culminado un proceso complejo que permitirá la reparación simbólica la injusta expulsión de una comunidad clave en la historia de la nación española.

La ley, que entrará en vigor el 1 de octubre de 2015, fue propuesta por el Ministerio de Justicia e presentada por el Consejo de Ministros de España y supone la modificación del artículo 23 del Código Civil por el que se viene regulando el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia.

La condición de sefardí originario de España se podrá acreditar a través de un certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España, un certificado expedido por el presidente o cargo análogo de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del interesado o un certificado de la autoridad rabínica competente, reconocida legalmente en el país de la residencia habitual del solicitante.

La especial vinculación con España, que es la segunda condición para obtener la nacionalidad por carta de naturaleza se realizará mediante dos pruebas: en la primera prueba deberá acreditarse el conocimiento del idioma castellano en un nivel básico A2, o superior, del Marco Común Europea de Referencia para las lenguas del Consejo de Europa; en la segunda prueba, se evaluará el conocimiento de la Constitución Española y de la realidad social y cultural españolas. De estas pruebas están exceptuados los menores de edad, para los que se establecen otras formas de acreditarlos, asimismo los solicitantes nacionales depaíses o territorios en los que el español sea idioma oficial estarán exentos de la prueba de conocimiento del idioma.

El preámbulo de la Ley recuerda que los sefardíes son aquellos judíos que entre la conversión forzosa y el exilio que planteaban los edictos de 1492 optaron por salir de su país, recabando en su mayor parte en el norte de África, en los Balcanes y en los territorios del Imperio Otomano. Éstos formaron unas comunidades en las que se conservaba su lengua, dando origen al ladino oriental y a la haketía, que recogen la influencia de los idiomas de los distintos países que les acogieron.

El texto con las modificaciones finales del Senado puede consultarse íntegramente en el Boletín Oficial del Congreso de los Díputados del pasado 5 de junio:

http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/A/BOCG-10-A-99-5.PDF

Asimismo el texto sobre el debate y votación del pasado día 11, está publicado en el Diario de Sesiones:

http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/DS/PL/DSCD-10-PL-287.PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *